15 | 08 | 2021

¿Verdad o mentira? 5 mitos sobre el vino que siempre nos hacen dudar

Existe mucha información en torno al vino, por eso debemos ser cuidadosos y no creer en todo lo que nos digan. Aquí les compartimos 5 mitos populares sobre esta bebida exquisita:


  1. La carne se debe acompañar siempre con un tinto y el pescado con un vino blanco.

Eso es totalmente falso. Aunque es cierto que son pocas las alternativas para combinar vinos blancos y carnes rojas, los vinos tintos sí pueden ser maridados con pescados de carnes grasas y de gran persistencia.

Algunos ejemplos clásicos son el mero o atún donde los Pinot Noir, Merlot e incluso algunos Carmenere, siempre que no estén guardados por mucho tiempo, pueden acompañar a este tipo de pescados gracias a su simpleza y grata acidez.



  1. El vino tinto debe servirse a temperatura ambiente.


Este norma surgió en la Francia del siglo XIX, cuando las temperaturas variaban entre los 17°C. Sin embargo, en la actualidad, cualquier lugar ronda los 22°C, lo que puede dañar un buen vino.

La temperatura a la que se aconseja servir el vino depende de muchos factores, la estructura del vino y de su tiempo en barrica. De hecho, según el vino, puede oscilar entre los 13 y 18°C.

  1. El vino debe ser descorchado media hora antes de ser servido.


Es cierto que se aconseja oxigenar el vino un poco antes de servirlo, pero no tiene por qué limitarse a abrir la botella. Lo ideal para oxigenar el vino es usar un decantador, es decir, traspasar el líquido a un recipiente adecuado.

Las bocas de las botellas no están pensadas para tal fin, un diámetro de 20 milímetros no permite el contacto del líquido con el aire, ni tampoco que el vino respire, por lo que esta acción es inútil.



  1. Mientras más viejo, el vino es mejor.


Es uno de los mitos más antiguos. Algunos vinos sí que desarrollan cualidades al permanecer encerrados dentro de las botellas, pero no todos cumplen las condiciones necesarias como para “mejorar con los años”. Hay vinos para los que su mejor momento es la juventud para disfrutar de la fruta, la fluidez y la frescura que ofrecen. Todo dependerá de lo que busca el enólogo.



  1. El vino rosado es para mujeres.


Mentira. El vino rosado es considerado un vino suave y que suele gustarle a las personas que no les gusta mucho el vino, en su mayoría mujeres. Pero esa no es razón suficiente. El vino rosado es para quien le guste sin importar el género. Te invitamos a probar nuestro Rosé.